Institucional

Institucional

¡Celebramos el cumpleaños número 60 de nuestro Colegio!

¡Celebramos el cumpleaños número 60 de nuestro Colegio!
Galeria: 

El sábado 14 de mayo el Colegio San Juan el Precursor cumplió 60 años.

El lunes 16 lo celebramos en un acto con la presencia del Intendente Posse, nuestro Obispo Monseñor Ojea y otras autoridades que se acercaron a compartir con nosotros esta celebración.

Compartimos con ustedes fotos de aquella mañana haciendo CLICK AQUI

Discurso de Eduardo Cazenave:

60 aniversario del Colegio San Juan el Precursor

¿Cómo se funda un colegio? ¿Cómo se empieza a hacer realidad un proyecto?

Hace 60 años, dos caminos se cruzaron. Por un lado, un grupo de matrimonios de San Isidro preocupados por el futuro de sus hijos. Por el otro un joven sacerdote de 34 años con un sueño recurrente y una vocación inquebrantable. La idea de los dos: crear un colegio moderno, católico pero tan estricto como los que había. Que no obligara a sus alumnos a ir a misa todos los días, que invitara con el ejemplo a vivir la fe. Un colegio moderno en su pedagogía, innovador en la enseñanza, formador de formadores. Ese sueño dio su puntapié inicial el 3 de enero de 1956, en la casa de Marcelo y Margarita Moreno en Pirovano 977. Sí, dije bien, 3 de enero. Ahí se dio la primer reunión en la que el Padre Jorge Castagnet, junto con las familias fundadoras, invitaron a otras familias a unirse a un colegio que no existía, que ni siquiera tenía edificio. Recién en febrero compraron la casa de la sra.  Perlender en Labardén y Obligado, a la vuelta del CASI. ¡Y las clases empezaban en marzo! Trabajaron todo el verano, convocando familias, pintando, eligiendo maestros, entre todos, porque el colegio nació como un colegio de todos.

El brote de poliomielitis de ese año hizo que el comienzo de clases se postergara hasta el 14 de mayo.

Ese día el Padre Castagnet, el Cura, para nosotros, reunió a 180 alumnos en el patio junto con sus maestros para rezar y dar comienzo a las clases.

Así empezó a cumplir su misión el colegio San Juan el Precursor hace 60 años.

Con el liderazgo de un gran, tremendo, increíble educador como lo fue el Padre Castagnet.

Educaba siendo, no hablando ni haciendo. Siendo.

Al año siguiente ya no entraban en aquella primer casa y fue en 1957 que compraron esta casona de Anchorena  en la que estamos ahora, a la familia Kraft, salvándola así de ser demolida. Pero esa es otra historia.

Cuando uno lee como se hicieron las cosas, las grandes hazañas, los padres de la patria, los próceres, los fundadores de todo tipo, siempre encuentra lo mismo. Personas de carne y hueso que no esperaron que otros hicieran las cosas, simplemente las hicieron ellos.

Ahí estaba el Padre Castagnet, con las familias fundadoras. Ahí estaban los docentes, Roberto Bacigalupo, el Bachi, Maite Escudero, Madame Sanguinetti, Roberto Montani. Ahí estaban los 180 alumnos, ignorando que estaban haciendo historia cuando para ellos solo estaban yendo al colegio. Y así empezó el San Juan el Precursor. Mirando para atrás emocionados solo podemos decir: GRACIAS

Gracias por todo, y gracias a tantos. En especial a los que ya no están entre nosotros, fundadores, directivos, docentes, personal del colegio. ¡Gracias!

Esa mirada hacia atrás nos inspira y nos impulsa hacia adelante. Entre todos, poniendo todo.

Siendo precursores del amor, la verdad, la bondad y la belleza, porque eso es ser precursores de Cristo.

Descubrir en la profundidad del corazón de cada uno a qué vinimos a este mundo y tener el coraje de llevarlo a cabo aunque nos cueste la cabeza, como a San Juan.

Animarnos a innovar, a pedir perdón todas y cada una de las veces que haga falta sin importar cuanto tiempo haya pasado, y a decir siempre la verdad.

Asumir lo que estamos llamados a ser,  protagonistas de nuestro aprendizaje, sabiendo que nos vamos a equivocar una y mil veces, porque es caminando que se aprende a caminar.

Enseñando a pensar y a respetar al que piensa distinto. Haciendo lugar para todos, porque todos podemos aprender de maneras propias, únicas y diferentes.

El San Juan el Precursor debe ser y formar precursores. Aquellos que van al frente, que se juegan todo, que no se guardan nada.

Debe ser siempre un lugar en el que se viva la amistad, se acepten las diferencias, se renueve la fe y la esperanza, se trabaje en equipo, se respire alegría.

Hace 60 años el Padre Castagnet y un grupo de familias tuvieron un sueño. Hoy nos invitan a que sigamos haciéndolo realidad por muchos años más. Allanando los caminos, gritando en los desiertos, anunciando la buena noticia.

Nos invitan a cada uno de nosotros a cumplir con alegría nuestra misión.

¡Adimple Ministerium colegio San Juan el Precursor!